lunes, 7 de mayo de 2007

La estadística y su mala prensa

En los comentarios de una de las entradas del blog de Javier Sampedro que hablábamos el otro día se relata esta interesante historia para ilustrar los "peligros" de la estadística aunque es aplicable a muchas otras disciplinas (o a ninguna, ¡qué más da!)

"En cierto seminario, había un joven seminarista que fumaba. Sus compañeros estaban un poco hartos del vicio, pero no conseguían que lo dejaran, por lo que mandaron una carta al Vaticano. ¿Se puede fumar mientras se reza? -preguntaron- a lo que los doctores de la iglesia dijeron que no, que qué barbaridad, que imposible. Nuestro fumador seminarista no tuvo otra que dejar de fumar, con el consiguiente agriado del carácter. A las dos semanas en el seminario no lo soportaba nadie, y le dijeron que preferían que fumara otra vez, a lo que él se opuso, habida cuenta de la carta Vaticana. Sus compañeros preguntaron a Roma otra vez, esta vez redactando de manera sutilmente diferente la pregunta: ¿Se puede rezar mientras se fuma?. 'Por supuesto, cualquier momento es bueno para honrar a Dios...' comenzaba la supuesta carta de la Curia".

No hay comentarios: