miércoles, 30 de mayo de 2007

¡Necesito los huevos!

En el excelente Corazones de tiza en las paredes del patio recuerdan este magistral diálogo de la película "Annie Hall" de Woody Allen:

-Un tipo va al psiquiatra y dice, "Doctor, mi hermano se ha vuelto loco. Cree que es una gallina" Y el médico le pregunta: "¿Entonces por qué no hace que lo encierren?" Y el tipo dice: "Lo haría, pero es que necesito los huevos"