jueves, 31 de mayo de 2007

Sopa de (algunas) letras

En una de las polémicas más maravillosamente tontas de las últimas días, a un usuario de las pastas Gallo se le ocurrió revisar las letras que había en la Sopa de Letras de dicha marca y comprobó que faltaban la W y la U. La empresa ha reconocido, en declaraciones a 20 minutos que efectivamente es así y es debido a que "en el proceso de corte del molde, estas dos letras, al no tener un punto de apoyo superior se rompen, por eso desechamos fabricarlas", cosa que al parecer no pasa con la C y M, que son similares (¿?)

En cualquier caso, la frecuencia de la W es absolutamente baja ya que en el dicionario de la RAE de 2005 sólo aparecía 25 veces por más de 26.000, sin embargo, que aparecía la U (según este curioso estudio)

Por cierto que Harpo ha incluido todas las que tienen W en esta Sopa de letras (de las de papel, o pantalla)