martes, 15 de mayo de 2007

Uno que estaba fuera de sí

No se qué eran pero quité seis de la vid, nada menos que ciento cincuenta de la col, uno lo dejé fuera de sí y al final quedaron dos. ¿De qué estamos hablando?

Inspirado en otro de Smart-kit, que no debe leerse si se quiere abordar este...

Y, como siempre, la solución detrás del espejo