jueves, 29 de noviembre de 2007

Todos ganan


En el libro de Martin Gardner que estamos leyendo se hace referencia a un juego favorable a los dos jugadores.

El juego, ideado por Maurice Kraitchik, consiste en que ambos jugadores muestran su monedero y el que tiene menos dinero se queda con el dinero del que tiene más. A priori, el juego es "interesante" para ambos ya que lo que "pueden ganar" es mayor que lo que "pueden perder" (suponiendo que no hay motivos para pensar que uno de ellos habitualmente lleve más dinero que el otro).

Si se considera que cada uno lleva una cantidad aleatoria entre por ejemplo 0 y 1000 €, el juego es simétrico pero las "esperanzas" de cada uno de los jugadores siguen pareciendo lógicas y acertadas.

Gardner confiesa que no encontró ni sabe de ninguna explicación sencilla.

3 comentarios:

Natxo dijo...

¿Pero cada uno de los jugadores no sabe cuanto lleva en su monedero, verdad? Porque si el dinero que cada uno tiene es una cantidad aleatoria entre 0 y 1000 y yo sé que llevo más de 500, la probabilidad de que el otro tenga menos dinero que yo es más del 50% y entonces no jugaría.

Si no supiera cuanto llevo en mi monedero, pues bueno; hay gente muy echada p'alante, pero eso ya es una cuestión de la propensión al riesgo de cada uno, y eso es muy subjetivo...

Juan Luis dijo...

Hombre, lo de la cantidad aleatoria es más que nada lo que se utilizó para realizar la comprobación teórica de que es un juego simétrico, pero entiendo que el juego debe enfocarse con naturalidad: se lo que llevo, no se lo que lleva el otro...

XTReX dijo...

Vaya una chorrada de juego...
Lo que se intenta plantear es una teoría económica bastante interesante, que ahora no recuerdo como se llama, pero que desde luego no queda reflejada en este ejemplo.