domingo, 3 de febrero de 2008

Esos raros taxistas


En un estudio realizado sobre los taxis en Nueva York, se comprobó que había lógicamente días de más negocio y otros de menos, pero que los taxistas, en vez de aprovechar más los días que podían ganar más dinero, por término medio trabajaban menos horas precisamente esos días. ¿Es que no querían trabajar tanto?.

Extraído del libro "La paradoja del bronce", de Manuel Conthe, donde dan una (buena) explicación.

3 comentarios:

Bartola dijo...

Imagino que sería porque el trabajo estaría concentrado en algunas horas puntas en las cuales podrían hacer mas caja que otros días normales en los cuales hubiera muchos ratos muertos.

Acid dijo...

Quizá porque todos saben cuales son esos días de más negocio y lo que ocurre es que se reparte entre más gente, así que no ganan más cada uno.
Dicho de otra forma, "días de más negocio" son días que hay más clientes pero también más taxis... y más tráfico... así que ese exceso de clientes se reparte entre mayor número de taxis y ganan lo mismo por hora con mayor estrés (hay más tráfico, etc)... así que ganando lo mismo con peores condiciones deciden trabajar menos horas.


Ej: día normal = 1000 clientes, 100 taxis... 10 clientes / taxi
día de más negocio = 1500 clientes, 160 taxis ... 9 clientes por taxi... desplazamientos más largos, trabajo más cansado... luego menos horas de trabajo.

Juan Luis dijo...

Las dos sugerencias que decís son válidas en mi opinión, aunque el libro iba más por la de Bartola, que normalmente se fijan un objetivo de ganancia al día y en esos días lo consiguen en menos horas.