lunes, 22 de septiembre de 2008

Los problemas de la ñ para salir de casa


Como descubrieron en WTF Microsiervos, la falta de ñ produjo que lo que era añojo se quedara en algo que a ojo parecía lomo.

Os proponemos que busquéis otras frases que adquieran un significado diferente con la desaparición de la ñ, por ejemplo:

Palabra de maño / Palabra de Mao.

6 comentarios:

Mister Enigma dijo...

Se lo suplico, leña.
Se lo suplico, lea.

Juan Luis dijo...

Buen ejemplo, Mister Enigma.

HARP0 dijo...

La eñe de una cañería caería.

Arquiñano y Adrià se van a aliñar / aliar.

Hazme una muñeca / mueca.

La zorra al ciego guiñó / guíó y no pararon de reñir / reír por acabar en una viña /vía con una gran peña / pea.

Saludos ;)

Lewi dijo...

Espero que no nos quiten la Ñ, porque si la quitaran las niñas llevarian monos en la cabeza, yo tendria 24 anos y los pastores ordenarian las vacas.

Si en vez de cambiarla por n la hacemos desaparecer del todo, seria peor, porque las chicas tendrian moho en el pelo.

Y para terminar una reflexion de Miguel Angel MuÑoz (el Sevilla, Mojinos Escozios):

Quién sería el señor que el pasado año en otoño,
reñía y se empeñaba en que la ñ se despeñara del alfabeto español,
quién sería esa alimaña carroñera y
tacaña que se seña y
metía cizaña para que la ñ desapareciera de España.

Defendamos la ñ,
luchemos todos por la ñ,
los madrileños los tinerfeños,
los galleguiños, los maños, los isleños,
los de Almuñecar, los extremeños,
los de Logroño, los de Cataluña,
los norteños, los sureños, los malagueños.
Luchemos todos por la ñ.

Apiñémonos y empuñemos guadañas,
cañones y puñales,
y démosle caña a esa peña,
démosle leña, demostrémoles todo lo que se puede hacer en España,
démosle castaña, rompámosle los piños a piñas,
arañémosles con las uñas en las pezuñas,
endiñémosles con el puño,
hasta dejar sin pestañas a esos señores puñeteros que no quieren la ñ.

Que ñoño sería el español sin ñ,
sin la ñ, la cigüeña no traería a los niños,
ni niñas, añoraríamos las mañanas de otoño y el coñac añejo,
añoraríamos al pequeño risueñor siempre risueño,
añoraríamos a los Nuñez, Liañez, Muñoz, Riaño, Liaño,
Ibáñez o Marañón.

No tendríamos campiñas,
ni cañadas, ni peñones, ni montañas.

Que sería de la España cañí sin la ñ,
sin la ñ de gruñir, de amañar, de apañar,
de endiñar, de enseñar, de teñir,
sin la ñ de acompañar, de empeñar,
de soñar, de ceñir, o de jiñar,
de empañar, de guiñar,
apiñar o de estreñir,
que sería de la España cañí sin la ñ de paño,
de cabaña, de carantoña, o de carroña, l
a ñ de caña o de cuña, de leñe o de hazaña,
y de antaño, de estaño,
o de caliqueño, sin la ñ de cuñada,
de migraña, de lasaña, de ermitaño,
de pestiño, de ñu o sin la ñ de araña.

Por eso, no le hagamos daño a la ñ compañero,
y enseñemos a nuestros pequeños q la ñ es la ñ,
y q nadie se empeñe que de una realidad pase a ser un sueño.

Juan Luis dijo...

Muy ingeniosas, las nuevas aportaciones...

Mister Enigma dijo...

Cáñamo no quiero

Ca, amo no quiero