domingo, 17 de mayo de 2009

¡O una cosa o la otra!


Genial viñeta de Alberto Montt, que utiliza una anécdota más común de lo que pueda parecer (¿están tan relacionadas la capacidad de cálculo con la de razonamiento?).

En "El curioso mundo de las matemáticas" de David Wells se mencionan un par de ejemplos. El propio Newton parecía tener sus problemas de cálculo (e incluso recurría a gente que "le hiciera las cuentas"), aunque la mejor anécdota es la del matemático alemán Ernst Kummer, que en una de sus clases necesitó resolver 7 x 9 y tuvo que recurrir a sus alumnos. Uno le dijo 61, otro 69. Él respondió: "Venga caballeros, no puede ser ambos: o es uno o es otro".

1 comentario:

Delvy Gonzalez dijo...

Suele pasar cuando no se tiene práctica. Supongo que resolver cuentas tan sencillas para un matemático no deben ser muy comunes y se puede perder la práctica. Ademas creo que se trata simplemente de memorización.

Memorización y razonamiento rara vez van de la mano. Casi siempre ocurre al contrario. Tenía un profesor que que me dió cálculo I, es un genio, uno de los mejores de Venezuela, que incluso colaboró y corrigió varios errores en el Libro Conceptos y Contextos de James Stewart, pues lo cierto es que era super despistado.. pero al extremo. Cuentan mis amigos que varias veces llegaba a la universidad los sábados y domingos pues se olvidaba que eran días no laborables.