miércoles, 11 de noviembre de 2009

Un respeto a mi prima

El otro día capturamos este equívoco anuncio en la sucursal de un banco:

Por supuesto es una prima... de seguros, pero coincidiremos en que la redacción no es probablemente la más adecuada. ¿Se os ocurren otros eslóganes (reales o inventados) confusos o que permitan segundas (e inquietantes) lecturas?

4 comentarios:

homero dijo...

Acá en Chile en el sistema de salud (y educación, y otros) se suele hacer la distinción entre salud pública y salud privada, ya que esta última suele ser más cara pero mejor.

Con eso se puede entender por qué en un diario aparecía la siguiente publicidad para una clínica:

"LA SALUD PRIVADA A SU ALCANCE"

Si la segunda lectura no es evidante, léanlo como si hubiera una coma después de salud.

Juan Luis dijo...

Un gran ejemplo, Homero, sin duda.

Anónimo dijo...

«Niños gratis» o «dos niños por el precio de uno» en multitud de compañías aéreas y hoteles. Pues mira, yo me llevo el rubito de ahí y ese otro de las pecas.

El Tonto de la Colina dijo...

Uno muy conocido es el aviso para los conductores que puede verse en la calles:
"Cuidado - Escuela"
Puesto sin duda por aquellos que consideran la educación como algo muy peligroso.