jueves, 21 de enero de 2010

Dándole la vuelta a la situación

Este vaso utiliza un ingenioso ambigrama para marcar la diferencia entre beber (drink) y estar bebido (drunk). Lo publicaron en No puedo creer... y nos avisó primero Tomás (aunque luego lo hicieron varias personas más, ¡gracias!).

No hay comentarios: