domingo, 14 de marzo de 2010

Gráfico autorreferente

Nos lo pasó Tomás (¡gracias!), que lo ha visto en Pitodoble.

2 comentarios:

Sam_314 dijo...

Weno, he de decir que no estoy deacuerdo con lo que apunta la imagen.
¿Por qué? Por dos motivos.
1. (Un poco técnico) El vertice del angulo de corte no está situado en el centro de la tarta, lo que modificaría ligeramente los calculos haciendo que estos sean incorrectos.
2. (Un poco subjetivo) Para que lo dicho en la leyenda sea cierto, debe darse el caso de que los que hayan comido tarta, hayan comido exactamente la parte proporcional que les corresponde con respecto a la cantidad de gente que haya. Dado que es poco probable que el primero en probarla haya contado los comensales y haya hecho una divisibilidad exacta de la tarta para que nadie coma menos que otro, y además puede darse el caso de que alguno de los presentes no le guste la tarta de chocolate, la proporcion establecida carece de fundamento matematico/estadistico.
Despues de esta ensalada de palabras, me he acordado de un problemilla tonto y gracioso pero con trasfondo lógico:
¿Cuál es la manera de cortar y repartir una tarta entre dos niños de manera que ninguno de ellos pueda enfuruñarse con el otro por comer mas o menos?
La solucion, como ya he dicho, es tonta pero da que pensar:
Le pides a uno de ellos que la corte de manera que el otro eliga primero, de esta manera el que corta lo intentará hacer lo mas igualado posible, y si corta un trozo mas grande que el otro, el niño que elige obviamente elegirá el mas grande, pero el que corta no puede quejarse puesto que él los ha partido.
En fin, enhorabuena por el blog, lo leo bastante a menudo.

Juan Luis dijo...

Llevas razón, Sam, en realidad, debería ser: porcentaje de tarta consumida y porcentaje de tarta sin consumir. Pero entonces sería demasiado matemático: preciso e inútil, ;)