miércoles, 20 de octubre de 2010

Dando vidilla al diccionario

Nos encontramos un par de ejemplos de cómo dar un poco de vida a las definiciones de algunas palabras:

- En el libro "Borges" de su gran amigo Adolfo Bioy Casares se explica cómo el primero habla de un teléfono que "estuvo toda la mañana de lo más llamativo".

- Tomás nos planteaba cuántas cepas de uvas tendría que tener una viña para ser una viñeta.

¿Se te ocurren otras definiciones alternativas que den vidilla al diccionari0?

1 comentario:

Adrián dijo...

Hombre, yo creo que el Sol es muy voluminoso. Aunque no sea exactamente lo que se pide.