lunes, 7 de marzo de 2011

Problemas con las pastillas

Mi tía tiene problemas con sus pastillas. Cada día toma una de vitamina B y otra de vitamina C. Trajo dos de cada para el fin de semana, pero se le han mezclado y no hay forma de distinguirlas, pues pesan lo mismo, saben igual y tienen el mismo aspecto. ¿Cómo podría arreglárselas para tomar cada uno de los días la dosis indicada?

Lo leímos en el libro "The Riddles of the Sphinx: And the Puzzles, Word Games, Brainteasers ...", de David J. Bodycombe.

12 comentarios:

Jeremías Ortiz de Gamurva dijo...

Tomando cada día la mitad de cada una de las pastillas.

c0que dijo...

Partiendo por la mitad cada pastilla y tomando cada día cuatro medias pastillas.

Jose dijo...

Sólo tiene que tomar la mitad de cada una... de nada y que se mejore vuestra tía ;)

Adrián dijo...

Sería un poco pesado, pero si tenemos 3 pastillas de vitamina B y 3 de vitamina C (considerando el fin de semana con el viernes incluido) sólo tendría que comerse cada día un tercio de cada una de ellas para asegurarse que la dosis es la indicada. Espero que las pastillas no sean muy duras y que tu tía ande bien de vista, porque si no...

koldo85 dijo...

Partiendo las pastillas a la mitad. Cada día se debe tomar media de cada una.

Anónimo dijo...

Si las pastillas son suficientemente grandes, puede probar a partir cada una en dos trozos iguales. Así, cada día le basta con tomar la mitad de cada una de las pastillas para asegurarse de tomar una dosis de B y otra de C.

ZGZPaPerezPerez dijo...

¿Y si tienen diferente tacto y/u olor? No dice nada de que el tacto y olor sean iguales, así que podría ser una forma.
También podría comprar más.

Juan Luis dijo...

Efectivamente, bastaba partirlas por la mitad y comerse cada día una de las mitades de cada, como habéis dicho muchos.

Pascu dijo...

Lo de partirlas es genial. No se me había ocurrido. Sin partirlas yo diría que se tome una un día y otra al siguiente, y las otras dos justo a las doce de la noche del sábado, jeje.

José Ramón García Soláns dijo...

Ahora un poco de realidad: la vitamina B huele fatal, lo se por mi profesión. Así que mejor el problema con otra vitamina
:)
Y sí, partiendo se arregla.

Juan Luis dijo...

No sabía lo del olor, José Ramón, siempre se aprende algo, ;)

Anónimo dijo...

Sí, partiéndolas por la mitad y tomando cada día cuatro mitades, pero a condición de no mezclar las mitades.