viernes, 10 de febrero de 2012

La propiedad asociativa de las letras


En inglés, al reordenar "once más dos" podemos formar "doce más uno", lo que es una especie de propiedad asociativa de las letras: "el orden de las letras no altera el resultado". Por supuesto, la de este anuncio de Boggle,  más que es una ley es una brillante excepción.

Lo vimos en I Believe in Advertising.

4 comentarios:

Adrián dijo...

Qué inusual es que no nos propongas encontrar más excepciones con esta propiedad, Juan Luis.

Animo a todos a que lo intenten, yo propongo:

Doce más tres

Trece más dos


Además, el mismo ejemplo de la entrada puede ser fácilmente traducido al español si las fichas del juego (que son convenientemente cuadradas, para nuestra satisfacción y regocijo) pueden ser giradas; no es dificil convertir una "s" en una "u" girandola ambigramáticamente 90º (que son las letras que no coinciden en el ejemplo traducido).

Juan Luis Roldan dijo...

Muy bueno, Adrián. Reconozco que pensé plantearlo pero justo lo de "Doce más tres y Trece más dos" me sonaba que ya lo había puesto (aunque no estoy del todo seguro, tampoco lo he encontrado).

Genial idea lo de girar las casillas, aunque no he entendido en qué igualdad en español querías convertirla...

Adrián dijo...

Me refería al ejemplo de "once más dos" y "doce más uno" que mencionas en la entrada; en ellos coinciden las letras á, c, d, e, m, n, dos oes y una s. La otra s y la u son las que se ambigramarían.

Pues si dudas de si ha salido ya el 12+3=13+2, propongo también:

catorce más uno

cuatro más once

Parece que es más fácil con ejemplos en los que se intercambian las cifras de las unidades entre los sumandos.

Juan Luis dijo...

Ah, vale, estaba pensando entre el español y el inglés, por eso no me encajaba... El del catorce encaja muy bien.