lunes, 25 de junio de 2012

Extraños artículos

El otro día necesitaba comprar ciertos artículos. A la señora que iba delante, cuando compró tres, le cobraron 24€ y a mí, por dos, me cobraron 18€. Y, sin embargo, no protesté. Si no había promociones ni descuentos ni el dependiente se equivocó, ¿cuál es la explicación?

11 comentarios:

Saúl dijo...

Una pista: "la ruleta de la suerte"

Rafalillo dijo...

Porque serían artículos diferentes.

Jeremías Ortiz de Gamurva dijo...

Yo tampoco me habría quejado. Es correcto que cobren s-e-i-s € por cada artículo.

Adrián dijo...

Se supone que los cinco artículos adquiridos son iguales, ¿no? Si es así, podría ser que cada uno valiese 6€ y llevasen un recargo necesario. Por ejemplo 6€ de gastos de envío, independientemente del número de artículos adquiridos.

O que estés comprando acciones en bolsa altamente especulativas ;). En tal caso, la señora que tenías delante debería vender pronto si no quiere arriesgarse a perder los beneficios, a no ser que sea una inversora experimentada y sepa que van a seguir subiendo.

Juan Luis dijo...

Los artículos valen todos igual y no hay recargos. Creo que Jeremías va por buen camino y no sé si entendí lo de la Ruleta de la Suerte...

Saúl dijo...

En "la ruleta de la suerte" puedes "comprar letras"...

Juan Luis dijo...

Ah, vale, Saúl, ahora sí :)

Oskar Raúl dijo...

Quizás los números no estén expresados en base 10 :)

Juan Luis dijo...

Pues no, no lo están :)

Saurio el Apóstata dijo...

Están en hexadecimal, por lo que traducido a decimal 24 se convierte en 36 y 18 en 24.
El precio unitario del producto es 12.

Juan Luis dijo...

En realidad, son letras de metal, que se venden a 6 € cada una. "Tres" tiene 4 letras por lo que vale 24 € mientras que "dos" tiene 3, por lo que vale 18 €