lunes, 24 de septiembre de 2012

Diez curiosidades sobre Lewis Carroll que tal vez no conocías


(Esta entrada participa en la Edición 3,141592 del Carnaval de Matemáticas, que acoge en esta ocasión ZTFnews).

Aunque sea conocido sobre todo por ser el autor de "Alicia en el País de las Maravillas", la obra de Lewis Carroll abarca muy diversos campos y está llena de curiosidades, de las que aquí vamos a destacar algunas:

1) En una de las cartas a uno sus alumnos (en este caso masculino, cosa poco habitual en él) envió esta paradoja algebraica.


2) Tenía fijación por el número 42. En "Alicia en el País de las Maravillas" hay 42 ilustraciones. También en la escena del juicio se menciona una "Regla Cuarenta y dos"  ("Todas las personas que midan más de una milla tienen que abandonar la sala"). En la "Caza del Snark" (que escribió a los cuarenta y dos años) también aparece en un verso que "Tenía cuarenta y dos cajas". Y hay bastantes más ejemplos.

3) Antes de los 18 años editó un par de revistas caseras para disfrute de su familia: "El paraguas de la rectoría" (The Rectory Umbrella) y "Cajón de Sastre" (Mischmach). En ellos aparecían relatos, dibujos, acertijos y algunos hallazgos como este intrincado laberinto:


También aparece en "El paraguas de la Rectoría" la cuestión de los dos relojes: si es mejor un reloj parado o uno que atrasa un minuto cada día. Para Carroll era mejor el reloj parado ya que al menos da bien la hora dos veces al día.

4) Le encantaban los acertijos lingüísticos como este de su libro "Puzzles from Wonderland" y de difícil traducción (ya que la solución se esconde en el texto):

Dreaming of apples on a wall, 
And dreaming often, dear, 
I dreamed that, if I counted all, 
—How many would appear?

5) También trabajó con el problema de dibujar figuras sin levantar el lápiz del papel ni pasar dos veces por el mismo sitio. En concreto, con esta figura, que envió por carta a una de sus niñas amigas en 1869:


6) Era un experto en los problemas de "cruzar el río" (tipo el lobo, la oveja y la col). En otra de sus cartas se refería al problema con la variación de que eran un zorro, un ganso y un saco de maíz (en otra ocasión el propio Carroll reconocía que el mismo problema había provocado que una niña comenzara a dar alaridos llamando a su madre) y también hay referencias a otra versión en la que utilizaba cinco ovejas, aunque no hemos encontrado más información al respecto.

7) Más allá de las fotos que realizó a diversas niñas (algo impensable hoy en día y que incluso en su época provocó criticas que le hicieron dejar la fotografía), se le considera uno de los grandes fotógrafos de su época y se han publicado libros específicos sobre su obra fotográfica y un relato "El día de asueto de un fotógrafo" en el que el propio autor cuenta sus andanzas en este campo.


8) Le obsesionaba el tema del horario y se planteó el siguiente problema: si uno viajara hacia el Oeste a una velocidad similar al giro de la tierra durante veinticuatro horas volvería a estar en el mismo sitio 24 horas después a la misma hora del mismo día cuando sin embargo habría pasado otro día. Carroll no encontró una explicación satisfactoria a este problema y pensó que debería haber una línea imaginaria donde se produjera ese cambio de fecha. Y, de hecho, en 1884, varias décadas después, se instauró una Línea internacional de cambio de fecha.

9) Se dice que la Reina Victoria se quedó encantada con la lectura de Alicia y pidió que se le fuera enviado el próximo libro que escribiera Carroll. Así fue como recibió el "Tratado Elemental sobre Determinantes", que ya no le resultó nada divertido, claro.

10) Se preocupó mucho por problemas cotidianos, enfrentándose a ellos con su espíritu lógico. Así, se interesó (e hizo aportaciones muy relevantes) por los sistemas de votación, ideó su propio método mnemotécnico, ideó un método para agilizar los torneos de tenis o un algoritmo para determinar en qué día de la semana cae cualquier fecha dada.

5 comentarios:

Joseángel Murcia dijo...

muy buena entrada, la comparto!

Anónimo dijo...

!!Niñas amigas!! Que delicioso eufemismo para referirse a las chiquillas que este sacerdote de la Iglesla Anglicana gustaba de fotografiar ligeritas de ropa.

Una demostración de como se puede ser pura luz en unos aspectos y pura oscuridad en otros.

Juan Luis dijo...

Él las denominaba así, aunque por supuesto en ese tema su biografía está llena de dudas...

Epicureo dijo...

Acerca de las "niñas amigas" hay que decir que, aunque le gustara fotografiarlas desnudas, todo indica que siempre respetó su inocencia. En todo momento actuó con el permiso y conocimiento de los padres. ¿Vamos a ser más victorianos que los victorianos?

Mejor es hablar de sus acertijos. El que quiera resolverlos solo QUE NO LEA A PARTIR DE AQUÍ (ESPOILER como se dice ahora).

1) Hay muchos similares. El truco para conseguir 2+2=5, 1=0 y cosas parecidas es que en algún momento, y con disimulo, se dividen los dos miembros de la ecuación por 0. En este caso, divide por x-y, que como x=y, es 0.

2) ¡Esto es maravilloso! La respuesta a la pregunta definitiva de la vida, el universo y todo lo demás... ¿Sería la inspiración de Douglas Adams?

3) Yo prefiero el reloj que atrasa: sabiendo que atrasa un minuto cada día y llevando la cuenta de los días, puedes saber la hora exacta en todo momento.

4) And dreaming of-ten... (son 10).

Anónimo dijo...

Lindo y buen hombre,con magnetismo,inteligencia arte y magia especial