lunes, 27 de julio de 2015

Negocios adaptados


Se nos ocurrió que Sushi-Q (jugando con su parecido fonético con la canción Susie-Q) sería un buen nombre para un restaurante de sushi, pero como veis, ya hay quien tuvo esa idea antes.

Pero es un buen disparadero para buscar nombres de negocios para colectivos concretos. Si Sushi-Q podría ser un restaurante ideal para músicas, un local de manicura para artistas podría por ejemplo llamarse Las Maninas de Velazquez. A ver qué más se os ocurre.

Por cierto que la canción la hizo famosa la Creedence, pero es original de Dale Hawkins, aquí tenéis su versión:

2 comentarios:

Ángel Gavín dijo...

A mí lo que me da pena es justamente lo contrario: los que no se esfuerzan lo más mínimo en ser mínimamente creativo en el nombre de los negocios.

Algún día alguien hará una estadística del número de peluquerías y centros de estética que se llaman Keops en este país :P

¡Excelente post!

Juan Luis dijo...

Ja, ja, cierto, aunque los hay también muy buenos...