lunes, 26 de septiembre de 2016

La loca ventana de Ames

Gracias a un vídeo que hemos visto en el muro de Claudio, hemos reparado en esta ventana de Ames (autor también de la habitación de Ames), en realidad un trapezoide que, al hacerlo girar, da la impresión de que va variando en su sentido de giro. En realidad el sentido es constante y el efecto lo producen la falsa sensación de profundidad de la ventana y el hecho de que el cerebro piensa que siempre es lado más largo es el más próximo. En el siguiente vídeo lo explican con todo detalle.