lunes, 26 de septiembre de 2011

Reorganizando números

Recuperamos (ligeramente adaptados) dos retos de la Revista del Snark, la que es considerada la primera revista de acertijos argentina (publicada entre 1976 y 1978 y creada por el recientemente fallecido Jaime Poniachik) y que ahora Markelo ha tenido la gran idea de rescatar.

Primer reto: Estos siete tomos están colocados de manera que el número que se forma arriba dividido entre el de abajo da como resultado 6. ¿Cómo hay que reorganizarlos de manera que, con el mismo procedimiento, el resultado sea 7?

Segundo reto: Se han colocado fichas del 1 al 9 formando una suma, que en el orden del diagrama tiene un resultado incorrecto. ¿Cuál es el menos número de permutaciones necesarias para transformarla en una suma correcta? (Consideramos una permutación que dos números intercambien sus posiciones). Como aclaraban en su día en la revista, no vale girar el 9 para convertirlo en 6 ni trucos por el estilo...

Por cierto, ¿cuántas sumas correctas podrá haber con estas condiciones (requieran más o menos permutaciones)?

lunes, 12 de septiembre de 2011

Todo queda en casa

¿Qué tienen en común las siguientes multiplicaciones? ¿Puedes encontrar otros ejemplos similares?


15 x 93
21 x 87
35 x 41


Actualización: si habéis "jugado" un poco con los números, habréis comprobado que las cifras que aparecen en el resultado son las mismas que las que aparecen en los factores (aunque en otro orden).

Como nos informa amablemente Claudio, a estos números se les denomina "vampiros", en concreto aquellos que tienen un número par de cifras y se obtienen por el producto de dos números, llamados colmillos, que tienen cada uno la mitad de dígitos que el "vampiro" (hay otras combinaciones en los que los factores no tienen el mismo número de cifras).

lunes, 5 de septiembre de 2011

Un número que vale por todos

El objetivo es hallar un número de dos cifras que, al multiplicarlo por 3, 6 y 9, se obtengan, combinando los tres resultados, todas las cifras del 1 al 9 y sin repetir ninguna.


Es un acertijo del libro "Puzzles old & new" de Angelo John Lewis (más conocido por Profesor Hofmann), quien facilita la solución pero reconoce que no puede dar un procedimiento razonado.