lunes, 31 de octubre de 2011

De cuatro a catorce (digo, veinticuatro)


Actualización: tuvimos un gran lapsus (que alcanzó hasta al título). Esta es la verdadera imagen, en la que hay que mover dos cerillas para que la igualdad sea correcta.
Esta es la imagen que pusimos por error, pero que mantenemos, por si acaso tiene solución (la llamaremos la uno bis). Se trata también de mover dos cerillas para que la igualdad sea correcta.
El segundo lo vimos en la página de este centro escolar y se supone que hay que mover una sola cerilla para que la ecuación sea correcta, pero no hemos sido capaces de hallar la solución. A ver si vosotros tenéis más suerte...

Actualización: esta es la solución que propone Delvy en los comentarios y, con la sospecha de que tal vez falte una cerilla en la imagen original, parece la mejor.

lunes, 17 de octubre de 2011

Dos formas de cocinar los ingredientes

En este caso, ingredientes numéricos, ya que se trata de igualdades en las que coinciden las cifras de cada miembro, pero combinadas de distinta manera. Por ejemplo:


42 : 3 = 4 x 3 + 2
raíz(121) = 12 -1
2^(8-1) = 128
raíz(1936)=-1 + 9 +36

Incluso se pueden encontrar casos con tres recetas diferentes, como

4 x 2^3 = 4^3 : 2 = 34 -2


En el libro "The Moscow Puzzles" de Boris A. Kordemsky aparece una interesante lista de este tipo de igualdades, pero seguro que aquí surgen esas y otras diferentes.

lunes, 10 de octubre de 2011

Removiendo cerillas

¿Cuál es el menor número de cerillas que hay que mover (no eliminar) para obtener una igualdad (no una desigualdad) correcta?

lunes, 3 de octubre de 2011

El reverso de los números

Reto 1: Los números 47 y 2 cumplen que su suma es el reverso de su producto.

47 + 2 = 49 47 x 2 = 94

¿Qué otras parejas de números cumplen esa condición?

Reto 2: Otros dos números, 12 y 42, cumplen que, al darles a los dos la vuelta, su producto se mantiene constante, es decir

12 x 42 = 21 x 24.

¿Qué otras parejas de números cumplen esa reversible propiedad?

Ambos retos proceden del libro "The Moscow Puzzles" de Boris A. Kordemsky, la edición inglesa (supervisada por Martin Gardner) del que está considerado, desde su primera publicación en 1956, el libro de matemática recreativa ruso por excelencia.